¡Unga balunga!

¡Alucinante! Nos han visitado habitantes del Paleolítico con sus mejores vestidos. Traían huesos y armas. Como no sabían hablar, nos han cantado una canción en lengua de signos. Después les hemos hecho muchas preguntas sobre cómo vivían. 

¡Un millón de gracias a la seño Eu por haber organizado una actividad tan bonita!