La joven de la perla

Hoy viajamos desde el Prado hasta el museo Mauricio de La Haya, en Países Bajos.

Como siempre, comenzamos con nuestro «árbol de la descripción» y vamos poniendo palabras clave que describan esta pintura. Ellos han escrito palabras como «mujer, pañuelo, fondo negro, no tiene cejas, mirada fija, boca entreabierta, ropa…» Después le han dado forma a la descripción en un texto libre.

Una vez termina su descripción, comenzamos a hablar del cuadro. «La joven de la perla», conocida como la «Mona Lisa holandesa», es la obra más famosa del neerlandés Johannes Vermeer. De este pintor, mundialmente conocido, tan solo conservamos unos 35 trabajos, y es que Vermeer solamente hacía un par de cuadros al año, lo suficiente para mantener a sus quince hijos. Según algunas teorías, precisamente la mujer del cuadro podría ser su hija mayor, María.

A los niños les ha llamado mucho la atención la mirada penetrante que consigue Vermeer en esta pintura. Nos situemos donde nos situemos, nos seguirá continuamente con sus ojos. También tiene mucho protagonismo el brillo de la perla y cómo trata las sombras y la luz en cada dibujo.

Chicos y chicas de clase: ya que os ha gustado la luz de nuestra protagonista de hoy, os invito a que busquéis con ayuda de vuestros padres una foto del cuadro «El astrónomo», también de Vermeer. Pocos pintores han trabajado la luz como él.

Juana I de Castilla

Estos dos días hemos estudiado uno de los cuadros más valiosos del Prado y sin duda la obra maestra de Pradilla: Doña Juana la Loca. No os podéis imaginar lo que les ha gustado a vuestros peques tanto la pintura como la historia que esconde.

Ayer pusimos la imagen en la pizarra y, aprovechando que estamos trabajando las descripciones, hicimos una tertulia hablando de lo que nos sugería.

Los peques hablaron de que era una escena triste. Les impresionó cómo está dibujado el viento y hablamos de que es una escena que pasa en otoño invierno. También un alumno se dio cuenta de que bajo el ataúd hay un león como el del escudo español, así que dedujeron que son reyes los protagonistas.

Hoy ya hemos hecho una descripción exacta y les hemos hablado de lo que representa.

En la escena, Juana I de Castilla, la injustamente apodada como «la Loca», aparece embarazada junto a su marido Felipe I «el Hermoso», que murió en septiembre de 1506.

¿Por qué, entonces, es una imagen tan fría?

Juana ordenó llevar al rey Felipe a Granada, en un viaje de tres meses. En este viaje hicieron muchas paradas para que Juana, completamente enamorada de Felipe en una relación no correspondida, pasaba horas mirando a su marido.

Juana I de Castilla pasaría 46 años encerrada en Tordesillas por orden de su padre, Fernando el Católico. Sin duda una vida para ser pintada.

Hoy podemos ver el sarcófago de los reyes de Castilla Felipe y Juana en la Capilla Real de Granada.

El jardín de las delicias

Pocas obras tienen el efecto que tiene este cuadro de El Bosco. Lo podemos ver en el Museo del Prado. Antes de comenzar la actividad, hemos visto en súper alta resolución esta obra maestra en el proyector.

Los niños han comenzado a decir qué sentían al ver cada parte de este tríptico. Primero, han descifrado que los dos laterales representan el paraíso y el infierno y que la parte del centro era la tierra.

Han hablado de los animales, invenciones del pintor. ¡Nos han encantado! Alguien de clase ha comentado que le sugiere que representa la felicidad, un mensaje de que aprovechemos cada día de nuestra vida.

Cuando hemos terminado el debate, hemos pasado la información importante a nuestra libreta artística.

Colores fríos y cálidos

Hoy en clase hemos visto la diferencia de los colores fríos y los cálidos y de cómo usando unos u otros podemos conseguir un efecto totalmente distinto. Hemos coloreado el mismo dibujo, uno de la Gioconda, de dos formas distintas.

Ahora os toca hacer algo más creativo en casa. No es obligatorio, pero me encantaría que todos lo hicierais. Tenéis hasta el próximo lunes para traerlo a clase.

Haced, en un mismo folio dividido por la mitad, dos dibujos. En uno primarán los colores cálidos y en el otro los fríos. No tiene que ser el mismo dibujo. Podéis hacer dos paisajes distintos o el mismo para comprobar cómo puede cambiar en función del color. Incluso podéis hacer el mismo dibujo en todo el folio dividiendo estos colores. Podéis usar acuarelas, lápices, rotus, o cualquier otra técnica. Intentad no copiar uno de Internet. Prefiero que surja de vuesta imaginación. Os pongo algunos ejemplos:

 Vincent van Gogh

¿Recordáis que la semana pasada falsificaron varios cuadros en clase? Hoy vamos a trabajar con uno de ellos: «La noche estrellada», de van Gogh.

Es una de las obras más famosas del mundo, apreciada por sus colores tan profundos.


Se pintó en 1889. Lo que vemos son las vistas nocturnas que tenía Van Gogh desde su habitación, donde pasó los últimos años de su vida.

En segundo plano el pueblo, cuya tranquilidad y colores contrasta con el cielo. Se dice que Van Gogh expresaba así que la obra está centrada en el cielo y no en la tierra.

Ahora es vuestro turno. Vamos a hablar en clase de qué os sugiere este cuadro, qué sentís al verlo, si os gusta o no…

Después, escribiremos algo sobre este gran pintor y, por supuesto, dibujaremos nuestra propia Noche estrellada.