Harry come capítulos

Necesito compartir con vosotros esta idea tan bonita. Como sabéis, a Jimena le gusta mucho leer, tanto como al resto de la clase. Ha hecho este dibujo tan bonito de Harry Potter que lleva una bolsa en la mano. Pues bien, cada vez que Jimena lea un capítulo de cualquier libro, echará dentro de la bolsa una bolita de algodón. ¿Cuánto algodón cabrá en la bolsa cuando acabe este curso?

¿No os encanta la idea? ¿Alguien sería capaz de hacerlo igual pero, por ejemplo, con Hermione?

¡Felicidades, Jimena! ¡Llena esa bolsa de vida!

Callejón Diagon

Después de hablar un rato sobre qué y para qué sirven las elecciones generales, hemos cambiado de tercio para proponer nuestro dictado de lunes.

Por equipos, hemos decidido qué equipos tenían que proponer cómo era la calle, la tienda y qué compraríamos para ir a clase en Hogwarts. Una vez hemos decidido cómo iba a ser el dictado potteriano de hoy, lo hemos hecho. Cada vez salen mejor, con muy pocos errores.

Para terminar, hemos seguido leyendo nuestro capítulo de “La piedra filosofal” y adivinad qué: ¡nos hemos quedado justo en el callejón Diagon!

Three, two, one, go!

Welcome to this new contest. Try not to do the tests too fast. It’s better to do it well. Enjoy!

Este es el mensaje que nos encontramos en el blog. Esta actividad, junto a todas las sesiones en las que los alumnos han estado haciendo tareas comunicativas y rutinas, supone la evaluación de la primera unidad:

Después de ver la primera diapositiva, los alumnos han pedido su folio para ir anotando las respuestas.

Todos los equipos han hecho un excelente trabajo y todas las reglas del cooperativo se han cumplido: interdependencia positiva, igual participación y la responsabilidad individual.

Cuando los equipos han terminado, todos los alumnos han recibido su premio. ¡Pegatinas chulísimas de Harry Potter! 👏👏👏👏👏🧙🏼‍♂️🧙‍♀️

¡Consíguelos todos!

Este año, como ya vamos siendo más mayores, tenemos libros de texto en los que no podemos escribir. Por eso la libreta se va a convertir en una herramienta de trabajo importante. Tenemos que cuidarla, mimarla, hacerla única.

Para motivar a los niños y niñas de la clase a dar lo mejor de nosotros, hemos comprado unos sellos preciosos. Cada vez que hagamos una tarea en la libreta de especial dificultad, podremos conseguir uno de estos sellos y así coleccionarlos todos. ¡Qué chulos!