El pan, como el de siempre

Hoy alguien nos ha echado por la puerta este papel:

No teníamos ni idea de lo que teníamos que hacer, así que hemos empezado a buscar algo por la clase. Alguien ha visto que encima del corcho, donde tenemos los datos de nuestro cuestionario, había un sobre. Dentro, los números de equipo con datos sobre los que tenían que investigar.

Rápidamente, los equipos han empezado a buscar estos datos en nuestras gráficas estadísticas. El trabajo ha sido magnífico. Se han dado cuenta de que entre todos tenían que sumar y restar los datos que pedían a cada equipo según el código que nos habían dado bajo la puerta.

Por la mañana, a primera hora, los niños dijeron que en el blog había una entrada con una clave secreta. ¿Sería está? ALUCINANTE.

Conseguido. La clave era el número 300.

Entramos y nos dicen que vayamos en silencio al aula TIC. Allí nos espera otra prueba sobre la mesa.

Al llegar nos encontramos con un texto en el que se explica cómo se hace el pan. Lo leemos por equipos y cuando lo hemos entendido, completamos unas tablas para elaborar nuestras recetas. Os dejo aquí el texto de cómo hacer un pan sin necesidad de amasar.

Como siempre, tenemos que controlar el tiempo y el nivel de ruido.

Después, hablamos de una noticia en la que nos dicen que a partir del 1 de julio llamaremos pan a lo que sea realmente pan (con los cuatro ingredientes de la receta). Se inicia un debate en clase sobre la necesidad de añadir muchos más ingredientes y llegamos a la conclusión de que MENOS ES MÁS.

Termina la prueba, aunque si queréis podéis continuarla en casa haciendo un riquísimo pan durante el fin de semana.

Bon appétit.

10 comentarios en “El pan, como el de siempre

  1. Raquel Iborra

    Hola Rafa, hemos visto la receta para hacer pan, pero me parece q lo vamos a dejar para el otoño, porque encender ahora el horno a 200 grados durante 20 o 40 minutos, va a conseguir que en mi casa también nos cozamos 😂😂😂😂

    Le gusta a 1 persona

  2. María

    En Valdepeñas vivimos junto a una panadería…recuerdo a los panaderos toda la noche trabajando…y ese olor a pan…pan de verdad!. Con el paso del tiempo este producto se ha deteriorado muchísimo….a pesar de haber sido muy demandado por turistas y vecinos de otros pueblos…Las harinas son desastrosas y el tiempo que se dedica a su elaboración mínimo…en consecuencia un pan de mínima calidad.

    Le gusta a 1 persona

    1. Rafa Alemán

      Y a eso le añadimos la cantidad de ingredientes que tiene un pan industrial. Sigue habiendo harinas de gran calidad, pero pocas. Entra en la web de El Amasadero. Gracias, María.

      Me gusta

  3. Eva Soto

    El tiempo es otro de los grandes problemas de hoy. Antes se dejaba fermentar la masa madre o la levadura el tiempo que fuera necesario, pero ahora que hay que hacer el pan en un tiempo “inventado” para que sea rentable, los resultados son malísimos para la digestión. Creo que lo mismo pasa con todas las cosas que se hacen con menos tiempo y cariño del que necesitan.

    Le gusta a 1 persona

    1. Rafa Alemán

      No te falta razón, Eva. Nosotros, cuando tenemos un domingo tranquilo, hacemos el pan de toda la semana en casa y la verdad es que está muy rico.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s