Reírse de uno mismo: una gran terapia

Para aprender a reírse de uno mismo es necesario haber alcanzado un buen nivel de autoconocimiento. Pero sobre todo, un elevado grado de autoaceptación.

Hoy hemos hecho unos ejercicios en las pizarras de mates. Cuando hemos acabado, para terminar el día, cada niño ha dibujado una caricatura del compañero que tenía delante. ¡Nos hemos reído muchísimo!

8 comentarios en “Reírse de uno mismo: una gran terapia

  1. Cristina

    Estoy de acuerdo contigo Elías😊que mejor manera que terminar así..jijiji,ya podriamos los mayores coger ejemplo para terminar un día de esos..que a veces tenemos..”raros”😜😀

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s