Misión 3

Zowi y Sphero nos cuentan la misión de hoy:

¿Cómo crear vida en la Luna? ¿Cómo crear oxígeno para que haya vida? Hoy nos toca investigar sobre las plantaciones espaciales.

A primera hora hemos tenido una conferencia con Germán Tortosa, ingeniero del CSIC (Consejo Superior de Investigación Científica).

Nos ha explicado muchas cosas sobre cómo ir a nuestro satélite y cómo podríamos hacer plantaciones allí.

Después de explicarnos cómo crecen las plantas, nos lanza un reto: hacer germinar semillas.

Para ello, instalamos en el cole unos palés para poner unas botellas y plantar en ellas. Haremos jardines colgantes.

Para terminar llenamos de vida nuestras macetas.

Misión 1

¡Esto empieza fuerte!

Para comenzar, después de ver el mensaje de mando, repartimos las chapas identificativas que los tripulantes deberemos llevar durante toda la semana.

Ahora vemos una serie de vídeos que los alumnos de sexto han grabado y terminamos con este que nos habla sobre el sistema solar:

¿Cómo es posible que haya vida en la Tierra? Intervienen muchos factores, pero uno de los esenciales es por su atmósfera.

Hace unos 4.500 millones de años la Tierra era geológicamente muy activa. Hubo muchísimas emanaciones volcánicas formaron una atmósfera primitiva, que en su mayoría estaba compuesta de vapor de agua, dióxido de carbono, azufre y nitrógeno.

Nuestro primer experimento ha sido crear esa atmósfera. Para ello, usamos los mismos compuestos que necesitamos para simular un volcán, pero invertido.

Metemos el bicarbonato en el globo, preparamos una botella de medio litro con vinagre y ponemos el globo sobre la boca de la botella, sin echar todavía el bicarbonato dentro.

Cuando vertemos el bicarbonato dentro de la botella, todos los gases hacen que el globo se llene de gases, creando una atmósfera.

“Tocar” el Neolítico

Ya sabemos que el Neolítico comienza con la aparición de la agricultura y la ganadería. Pasan de ser nómadas a ser sedentarios, estableciendo aldeas cerca de los ríos.

También se pasa de romper piedras a pulirlas para conseguir herramientas, y es precisamente eso lo que hemos llevado hoy a clase.

Un admirador misterioso nos ha prestado herramientas y armas reales del Paleolítico y Neolítico para que veamos juntos en clase las diferencias.

Raspador de Paleolítico
Hacha del Neolítico
Molino de mano
Puntas de flecha
Cuchara pulida y tallada del Neolítico Superior

¡No me digáis que así no es espectacular la Historia!

El Neolítico en Google Earth

Comenzamos nuestro jueves digital. Hoy vamos a trabajar con Google Earth

Esta aplicación no solo os va a dejar navegar y explorar el mundo, sino que nos dará información de lo que queramos.

Para comenzar, encended vuestra tablet y abrid la aplicación. La tenéis en la pantalla principal. Veréis que a la izquierda hay una lupa.

Antes de comenzar la tarea, quiero que escribáis “Jaén”. Vais a ver cómo la Tierra comienza a moverse sola para centrarse en nuestra ciudad.

¿Seríais capaces de encontrar el colegio?

Siguiente paso. Escribid de nuevo en la lupa la palabra “Neolítico”. En el mapa saldrá todo lo que hay de esta Edad en esa zona.

Navegad haciendo zoom con los dedos. Si pulsáis sobre cualquier elemento de los que han salido, obtendréis información extra. Acercaos a Marroquíes Bajos. Si deslizáis dos dedos hacia arriba, tendréis una imagen en 3D:

Pulsad sobre la ventana de información y anotad en vuestra libreta las ideas principales del texto, como hemos aprendido en Lengua.

Después seguid investigando zonas neolíticas de la provincia de Jaén. Podéis hacer capturas de pantalla para enseñar vuestros descubrimientos después a los compañeros. Para ello, pulsad el botón de bloqueo y el de subir volumen al mismo tiempo.

Cada equipo deberá anotar información sobre, al menos, tres lugares distintos, además de Marroquíes Bajos.

Acompañad vuestro apuntes de dibujos significativos. Haremos un concurso con estos apuntes.

¡Empezamos!

Proyecto STEAM: No todo vale

Os recomiendo que echéis un vistazo a esta entrada completa.

La tarea de hoy ha sido súper completa. Hemos trabajado todas las Competencias Clave y desarrollado un total de 14 indicadores de evaluación de Ciencias de la Naturaleza, Matemáticas, Lengua y Ciencias Sociales, con lo que el carácter interdisciplinar de la tarea es evidente.

Después de repartir el material hemos empezado a ver los vídeos de la Agencia Espacial Europea en los que nos explicaban qué teníamos delante y para qué servía.

Si tuviéramos que construir una nave espacial, ¿cuáles serían los materiales de los que estaría hecha? No todo vale.

Para ello, los niños han tenido que estudiar cinco principios fundamentales:

Conductividad eléctrica, conductividad térmica, masa, magnetismo y prueba de impactos.

Pero, ¿cómo podían hacer estas pruebas? Hemos sacado los materiales de la ESA para comenzar a hacer todas nuestras pruebas:

  • Conductividad eléctrica

Necesitamos saber qué materiales conducen la electricidad, ya que las naves están llenas de circuitos por los que se transmite esta electricidad. Para ello, usamos un circuito cerrado con una pila y una bombilla. Al conectar los polos con los distintos materiales anotamos en nuestro cuaderno científico cuáles de ellos son aislantes y cuáles conductores.

  • Conductividad térmica

Aunque el experimento debe hacerse con agua caliente, nosotros lo hemos hecho con calor corporal. Si calentamos todos estos materiales, ¿cuáles de ellos transmitirán este calor?

  • Masa

Primero valoramos qué materiales tienen más masa y los ordenamos. Después los pesamos y por último volvemos a ordenarlos, esta vez con datos reales.

  • Magnetismo

La órbita terrestre está llena de basura espacial. Por ello, si nuestra nave tiene materiales magnéticos, podría dañarse con los golpes. Usamos un imán para saber si estos materiales son magnéticos.

  • Prueba de impactos

¿Qué materiales absorberán mejor los impactos? ¿Cuáles tendrán un mayor rebote? Usamos una estructura para lanzar canicas a los distintos cubos.

Tienen que tirar la canica 3 veces y anotar los resultados. Después, calcular la media (A+B+C):3. Por último, ordenar los datos.

Por último, pasamos todos los datos de las cinco fichas a una sola, en la que hacemos una puesta en común de los datos obtenidos.

Una tarea de cuatro horas de las más significativas que hemos hecho nunca.